RAMON BAUTISTA MESTRE ERA UN TREMENDO DEMOCRATA

Pensaba que la política se hacía desde los partidos y no desde la anti política. Él venía a rendir cuenta ante sus correligionarios.

Este hombre era un amante del trabajo. Por eso, ninguno de sus colaboradores podía seguirle el ritmo.

En una campaña para gobernador, Ramón Mestre organizaba entre ocho y diez actos por día porque quería recorrer la provincia pueblo por pueblo, me pasó algo que me marcó.
Una vez fuimos a Guanaco Muerto (Departamento Cruz del Eje). Ese día, la temperatura alcanzaba los 45 grados.

Tras descender de los autos, le pregunté a Mestre: “¿Doctor, usted está cansado?” A todo esto, lo veía todo transpirado.
Me clavó los ojos y me contestó: “Mire. La política es sacrificio y si no somos capaces de venir a saludar, escuchar y ver qué necesita esta gente dediquémonos a otra cosa”.

Hoy recordamos al amigo, al guía, al maestro, al político. Su espíritu estará siempre iluminando a los cordobeses.

Estoy convencido que si se complica una gestión hay que mirar para arriba y verlo a Ramón Bautista Mestre que seguro nos hará un guiño y nos dirá: “MUCHACHOS NO AFLOJEN, SIGAN LABURANDO”.

Gestion Mestre padre

Gestión Mestre padre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s